sábado, 14 de marzo de 2009

Cabo Peñas (Viodo, Gozón)


El primer tramo está acondicionado con pasarelas de madera, paneles informativos y barandillas de protección; el resto del itinerario atraviesa terreno abierto y hay que vigilar a los niños para que no se asomen al borde de los acantilados. La vereda costera sigue las dentelladas de la costa a suficiente distancia del vacío para que se pueda caminar sin peligro, disfrutando de un paisaje muy especial.

Distancia : 3,8 Km.
Agua : No hay
Desnivel positivo de ascenso : 20 metros
Tiempo : 1 hora y media
Principales formaciones : Rasa litoral
Edad recomendable : A partir de 5 años
Carritos de bebé : SI. En un lugar hay que levantar el carro
Bicicletas : SI
Puntos peligrosos para los niños : El borde los acantilados
Cómo llegamos
Por la autovía del Cantábrico A-8. En la circunvalación de Avilés tomar la salida de Luanco y seguir la AS-238. En la entrada de Luanco girar a la izquierda por la carretera de Bañugues y seguir las indicaciones del espacio protegido del Cabo Peñas. El acceso es un poco confuso por las pequeñas carreteras locales de Viodo. Aunque no tome el camino más directo, hay señales en los cruces importantes que indican el aparcamiento de faro de Peñas.
De donde salimos
Aparcamiento del Cabo Peñas, junto al Museo del Medio Marino.
Por donde Vamos
Faro Peñas

Estacionamos en el aparcamiento del faro, delante de la entrada del Museo del Medio Marino. En horario de visitas se puede entrar a la exposición y después, por detrás del edificio, conectar con la ruta sin salir de las instalaciones del Centro de Interpretación. El trayecto parte del aparcamiento por la derecha del recinto del faro y sigue una pista asfaltada que termina en el bar Cuatro Camino. Por la derecha del edificio sale una senda que baja por unas rocas y se dirige a la cruz de Punta Gaviera, el relieve costero mas septemtrional del cabo Peñas. La roca tiene una altitud de 94 metros sobre el nivel del mar y un buzón en la cumbre donde dejar mensajes anónimos. En este punto termina, o comienza según se mire, el sendero de pequeño recorrido PR-AS-25, una ruta senderista de 16 Km entre el faro de San Juan de Nieva y el Faro de Peñas.. Recorre las parroquias de Laviana, Podes, Verdicio y Viodo, y visita los sistemas de dunas de las playas de Xagó y Verdicio, zonas de acantilados y varios yacimientos arqueológicos. Nuestra excursión deja a la derecha el bar y sigue por una tarima de madera acondicionada para misnusválidos y todo tipo de carritos. Este tramo, corto pero muy interesante, es el conocido como Itinerario Didáctico Ambiental. Al lado de la pasarela se situán cinco paneles temáticos dedicados a la arqueología, geología, cetáceos y flora y fauna del entorno de cabo. La mayor parte de los visitantes se conforman con llegar al final de la tarima, hacerse fotos en la barandilla con las crestas de Punta Gaviera o la silueta de la isla de la Erbosa al fondo y regresar al aparcamiento. El camino se aparta de la seguridad de las maderas y avanza paralelo a la verja del recinto del faro, con el Cantábrico a la derecha. A lo largo de este tramo los acantilados están muy cerca y no conviene perder el tiempo contemplando el paisaje o haciendo fotos. Al final de la valla del faro el camino atraviesa la vaguada de un pequeño arroyo y asciende un corto repecho para entrar en la plataforma costera. A la izquierda del camino aparecen de vez en cuando senderos y carriles, pero la ruta toma el camino más obvio, dibujando la forma del litoral. Cerca de la costa aparece la isla de la Erbosa, un islote deshabitado de alto valor ecológico que alberga una importante colonia de gabiotas patiamarillas. El suelo está completamente alfombrado de plantas costeras. Las tonalidades rojas, violetas y naranjas de las pequeñas flores de los tojos y los brezos se esfuerzan por dominar la superficie de un terreno muy difícil de colonizar. En la rasa del Cabo Peñas aparecen especies que han conseguido evolucionar para adaptarse al habitat costero, especialmente condicionado por el clima y el salitre del suelo. Las charcas aisladas son otro elemento peculiar de los ecosistemas de la plataforma y refugio de la exclusiva filigrana menor, una planta en peligro de extinción incluida dentro del Catálogo Regional de Especies Amenazadas de la Flora del Principado de Asturias.

Instalaciones de telefónica
El sendero recorre el borde de los acantilados sorteando charcos y matorrales de tojo. La Proyección del paisaje es infinita y el rumor del oleaje de fondo, rompiendo olas y espuma contra la base de los acantilados transmite serenidad y cierta melancolia. La vereda se aproxima a las instalaciones de una central de Telefónica que se encuentra aislada en el borde del precipicio. Tras rebasar el edificio, el sendero atraviesa unos prados y entra en la zona de los acantilados de Ferrero. En la puerta del recinto se toma la carretera de acceso hacia la izquierda, comenzando el camino de regreso al aparcamiento del faro. Otra opción es volver al punto de partida por el mismo camino. La pista asfaltada se dirige a la carretera por un terreno llano. Antes de llegar conecta con el sendero PR-AS-25, que aparece por una pista de tierra procedente de Ferrero, un antiguo camino real que recorría los pueblos y parajes del Cabo Peñas. El camino llega hasta la cuneta de la carretera y, sin cruzarla, se ha de avanzar por el caril de la izquierda, evitando caminar por el asfalto.

Faro Peñas
El camino vuelve a salir a la carretera a la altura de las casa de la Gaviera. En la cuneta opuesta hay un hito del PR-AS-25 que marca la ruta en dirección a los edificios. El indicador no debe estar bien situado porque la pista que atraviesa el caserio no tiene salida. Antes de salir a la carretera hay que girar a la izquierda por un carril que se dirige a la valla del recinto del faro. El camino principal avanza directamente hacia el borde de los acantilados pero antes de llegar, cuando nos acerquemos a la reja o campo a través hay que girar a la derecha, pasar entre unos edificios y la valla y salir a una tarima de madera instalada en la cuneta de la carretera que lleva al aparcamiento. En este tramo también hay marcas amarillas y blancas del sendero de pequeño recorrido.
Qué podemos aprender
El mar es un espacio diverso y fascinante que se puede abordar de muchas maneras y cuya importancia es capital. En el mar se desarrollan múltiples tipos de vida animal y vegetal, pero, además, las grandes masas de agua regulan el clima y permiten la existencia de todos los seres vivos. Sin los océanos no sería posible la vida. El agua apareció cuando los gases generados por los volcanes que cubrían el planeta hace millones de años comenzaron a enfriarse y producir vapor, que calló sobre la tierra en forma de diluvio. El agua marina es salada por efecto de las sales de las rocas que llegan al fondo de los océanos arrastradas por los ríos, allí se desintegran y liberan las particulas minerales que se disuelven en el agua. El mar contiene una media de 35 gramos de sal por litro de agua. Las formas del litoral son variables y estan condicionadas por diversos factores, relacionados con el origen geológico, las mareas y el clima. Todos los litorales poseen condiciones más o menos adecuadas para la vida de animales y plantas, siendo las costas rocosas las que presentan los más ricos ecosistemas marinos y mayor biodiversidad. En los acantilados costeros se producen grandes oscilaciones del nievel del mar, que pueden llegar a alcanzar diferencias de 12 metros; paredes de piedra casi verticales y plataformas de rompientes aparecen y desaparecen cada seis horas. Los seres vivos capaces de mantenerse sobre la roca desnuda de este tipo de litoral tiene que pasar muchas horas en seco, expuestos al calor, la radiación solar, la lluvia y las heladas.
La costa del Cabo Peñas es una franja de acantilados con una altura media de 100 metros sobre el nivel del mar. Mareas, olas, corrientes y viento son los agentes dinámicos que erosionan y modelan los acantilados. El oleaje en la fachada cantábrica depende estrechamente de las borrascas atlánticas y es el principal escultor de la muralla litoral. La fauna más cercana y entretenida de observar es el conjunto de aves marinas , zambulléndose en el agua, buceando en busca de peces, flotando en el aire al acecho de una presa o descansando en los resaltes rocosos. La gaviota patiamarilla señora del territorio, tiene una importante colonia asentada entre la isla de la Erbosa y el islote del Sabín. El cormorán moñudo es un excelente buceador que suele pasar mucho tiempo en las rocas secando el plumaje. En época de migración se pueden ver pardelas, págalos y charranes, llamados también golondrinas de mar porque su vuelo recuerda al de aquella ave.
A mediados de octubre aparecen alcalas y frailecillos, que se confunden con pingüinos porque se quedan flotando en el agua, y el popular alcatraz atlántico, que puede zambullirse a más de diez metros de profundidad para pescar. El mejor lugar para observar aves y relieves costeros es la franja situada entre Punta Gaviera y el islote del Sabín. Si se elige un punto de observación en el borde de los acantilados conviene tener mucha precaución.

Qué mas visitar
Luanco
Es un acogedor pueblo pesquero muy animado y concurrido. La zona mas interesante es el casco histórico. La calle de la Riba es una pintoresca muestra de viviendas de estilo popular marinero del siglo XVIII y principios del XIX. Respartidas en varias calles del centro se pueden ver numerosas casas nobles, entre las que destacan la de la familia Mori, la de Alvaré, la de la Puente, la del Ferrador, asi como el hospital de San Juan, casa-torre de la Canal, el palacio de los Menéndez de la Pola y la plaza del Reloj, con vistosas galerías acristaladas. En el centro de la plaza se levanta la Torre del Reloj, del siglo XVIII, antigua cárcel, almacén y torre-vigía en tiempos de los piratas. Entre los edificios pertenecientes a la arquitectura religiosa convien señalar varias capillas del siglo XVIII y la iglesia de Santa María, declarada Monumento en 1992, con una impresionante torre-campanario y un llamativo cabildo rodeando el edificio, enel interior hay valiosos retablos barrocos.

Museo del Medio Marino
Ocupa el edificio del Faro de Peñas y es el centro de recepción de visitantes del Paisaje Protegido del Cabo Peñas. La exposición ocupa varias salas cuyo objetivo es mostrar los aspectos vitales del entorno marino en las inmediaciones del faro. Una sala está dedicada a la configuración de las costas y el mundo de los faros, que hace un repaso desde el mítico faro de Alejandría hasta la Torre de Hércules, así como el propio faro de Peñas. Otra sala recopila historias de naufragios y tormentas, destacando la labor de los fareros. También hay una sala sobre el medio marino de Peñas y su valiosa biodiversidad, fruto de la riqueza de las aguas y del sustrato rocoso. Los acantilados, islas, riscos e islotes costares también tienen su espacio, centrado en la adpatación del hombre marinero y pescador a la geografía costera. Horario: lunes a domingo de 10.30 a 14.00 y de 16.30 a 20.00. Precio 1 €.
Datos prácticos
Donde dormir
Casa de aldea El embarcadero : Casa de alquiler completo, construida en piedra y madera hace mas de un siglo y totalmente restaurada junto al mar. San Juan de Nieva s/n. Tlfs. : 650.66.98.20/649.69.60.70 (www.elembarcadero.es)
Hotel Brisamar : La Ribera s/n 33448 Bañugues. Tlf. 985.88.12.66. Ambiente tranquilo y entorno natural. Habitaciones bién equipadas con terra y vistas a la costa.
Hotel Playa de Luanco : Alejandro Artime, 10. 33440 Luanco. Tlf. 985.88.35.55. Construido en un edificio histórico del barrio pesquero. Ambiente familiar. Cafetería con vistas a la playa.
Hotel La Plaza : Plza. la Baragaña, 9. 33440 Luanco. Tlf. 985.88.08.79. En el casco histórico de la población. Son dos edificios con detalles decorativos y arquitectónicos cuidados y selectos. Restaurante de cocina tradicional.
Dónde comer
Maravilla: Ferrero s/n 33448. Gozón. Tlf. 985.87.80.46. Fabes con bubre, arroz con bonito y almejas, bonito en rollo y postres caseros. Comedor con vistas a la costa.
Casa Roces: Bañugues alto, s/n 33448 gozón. Tlf. 985.88.05.06. Cocina tradicional. Parriladas de marisco y pescado. Caldereta de cordero y postres caseros.
Siete Villas: Bocines s/n. 33447 Antromero. Tlf. 985.87.14.16. Sidrería típica rodeada de prados y ambiente rural. Cocina tradicional. Carnes, mariscos y pescados.
Ciaboga: Ortega y Gasset, s/n 33440 Luanco. Tlf. 985.88.18.08. Arroz con almejas y salmonetes, tiñosu con patatas y arroz con leche.
Guernica: La Riba, 20. 33440 Luanco. Tlf. 985.88.04.10. Arroz con bugre y mariscos a la plancha. Buén lugar para tomar tapas y raciones.

Valores naturales y culturales del Cabo Peñas

1.- Rasa litoral de interés comunitario con especies protegidas, tanto vegetales como animales.
2.- Atractivo paisajístico de sus playas , dunas y acantilados.
3.- Lugar privilegiado para la observación del paso de aves marinas
4.- Zona de avistamiento de cetáceos.
5.- Puntos de interés geológico: rasa del cabo Peñas y playa de Bañugues.
6.- Área arqueologicamente representativa: yacimientos del Paleolítico Inferior, cultura de los castros y restos romanos.


Un paisaje inhabitable
En la plataforma costera que rodea las inmediaciones del faro confluyen una serie de circunstancias relacionadas con la altitud, la pobreza del suelo y los vientos intensos que azotan la llanura gran parte del tiempo; unas condiciones ambientales que no han favorecido el asentamiento estable de los caserios ni la explotación del terreno con fines agrícolas o ganaderos. El alto contenido en sales minerales del suelo limita la proliferación de especies vegetales. Varios tipos de brezo costero, el tojo marino y la selecta filigrana menor, considerada especie protegida, son las únicas plantas que se han adaptado a la composición del sustrato y se han atrevido a colonizar la llanura de la rasa litoral. El resultado es un paisaje vacío y enorme, de una belleza humilde y cautivadora.
Equipo
Primáticos, guía de aves para identificar las especies y cuaderno de campo para dibujar los relieves costeros y los pájaros.
Actividades complementarias y juegos
1.- Observar el suelo de salitre y la rasa costera.
2.- Observar las plantas que crecen en la plataforma litoral.
3.- Volar cometas.
4.- Visitar la playa de Xagó.
5.- Recorrer alguno de los senderos señalizados del concejo de Gozón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada